Seguidores

jueves, 14 de abril de 2011

Mapoma 2011, Semana 12 y MMMadrid y I dedicatoria 2011

Aquélla semana fue dura... Martes, 29 de marzo, últimas series
Fue por la tarde, con falta de sueño y la palabra resumen fue "j _ d _ d _" (Seguro que sabéis cuáles son las vocales que faltan...)


Jueves, 31 de marzo, 70´suaves


Igual de "j_d_d_", piernas cargadas, dolor...

Concluyo que será por la tirada larga del domingo, más las series, más el cansancio acumulado... uf, tocará dejar la bici esta semana, y prepararse para la MM del domingo, menos mal que será a ritmo suave...


Domingo, 3 de abril, MMMadrid y tirada larga de 3 HORAS


Mi media "niña de mis ojos", porque fue mi primera media, cuando en León aún no existía ni media ni 10k, cita obligada por tanto y test pre-mapoma. Le tengo ese cariño especial del "recuerdo de la primera vez" y porque hasta ahora sólo me ocurren cosas positivas en ella.

Sería mi 4ª MMMadrid y esta vez, además, iba a ser el final de una tirada larga de 3 HORAS.

1ª HORA: desde Plaza de Castilla a Retiro, más las 2 horas de la media, que iban a ser a ritmillo de maratón, entre 6´y 6´30´´, aunque varios kilómetros salieron más rápidos.

Lo mejor, las sensaciones: ningún dolor, sensación de poder correr otra hora más y un cuerpo en muchas mejores condiciones que el año pasado.

Este domingo el día estaba nublado (¡gran ventaja!), el avituallamiento fue bien y esto fue lo que probé:

MOCHILA (también la había llevado en la MMLeón): me roza en la espalda. No tengo claro si es la mochila o el pulsómetro. Solución: ¿vaselina?

GEL DE GLUCOSA: el naranja típico que nos regalan en muchas carreras y que a mí siempre me acaba caducando porque no lo uso nunca. Lo probé y fue bien.

AGUA EN LA MOCHILA: medio litro. Suficiente y recomendable. Fallo: se calienta. Solución: ¿meterlo en el frigorífico la noche antes?. Ventaja: en los avituallamientos con aglomeraciones no necesito lanzarme a la desesperada porque llevo "mi agua". Otra ventaja: me tomo el gel cuando estimo conveniente sin necesidad de depender del punto de avituallamiento más próximo. Conclusión: solucionando las rozaduras que puede provocar y acostumbrándote al ruidito del agua al correr, recomendable. Sé que en Mapoma hay avituallamientos "de sobra", pero recuerdo el calor del año pasado y dedicaba media botella para beber y la otra media para mojarme la cabeza, brazos, cuello... Los que corrísteis Mapoma el año pasado sabéis de qué calor hablo... Creo que es uno de los factores más determinantes que pueden jugar en nuestra contra el domingo. Si puedo pedir algo para ese día, pediría NUBES.

¿Habrá algún tipo de congregación religiosa que en lugar de sol para una boda acepte encargos de nubes para una carrera? ;-)

Todo está en buscar conventos de Clarisas por Madrid y hacerles la consulta. ¿Dos docenas de huevos para el domingo?


Como véis, cada día que pasa la cabeza "va a peor", pero no disminuye la fuerza para el encuentro y la entrega que nos espera el domingo con Él.

Esta semana sigue siendo una emocionante cuenta atrás en la que lo más difícil es contener la ¿euforia?

Te amo, Mapoma.

Volveré a ti

y sé que me abrazarás de algún modo.

Siento tu presencia en tu atenta mirada,

aguardando

lo que es de nuevo una incógnita.

Mientras,


como la primera vez,

sigo



6 comentarios:

Jaime N@v dijo...

Recta final y disfrutando... venga!!! esa tirada, genial!!!

Carles Aguilar dijo...

No te recomiendo que te contengas... Si te sientes eufórica.. Déjate llevar...!! Disfruta del momento..!! Y a por todas.....

Commedia dijo...

Es siempre el recuerdo del primer amor el que nos hace volver.
Haz como dice Carles, y lánzate a por Mapoma.

Miguel dijo...

Disfruta. Disfruta como se que vas a disfrutar.

maratón siempre da mucho más de lo que pide a cambio, y este año se que lo vas a disfrutar como el que ya conoce ese amor y de manera consciente lo vive más intensamente que el que lo acaba de conocer.

El domingo, desde la distancia, estaré acordandome muchísimo de vosotros.

¡Feliz carrera!

Un abrazo muy grande!

Korrecaminos dijo...

Que bonitas son estas tensas últimas horas de espera.

Un beso.

Pablo*NSN dijo...

¡Qué fantástico encuentro inesperado hoy! ¡¡ Que la fuerza te acompañe, Tecolinha !!