Seguidores

domingo, 13 de septiembre de 2009

Mi vena bióloga: no quepo en mí de gozo

Tras una semanita en Madrid, sin poder salir a correr NI UN DÍA, NI UNA TARDE, NI UNA MAÑANA, llego a León y el sábado por la mañana me sale la vena "bióloga" durante la preparación de unas rutas que ando tramando y que en breve compartiré. Bueno, la verdad es que tanto gocé con lo que vi caminando y lo que me enseñó Nuria (que es bióloga de verdad, ya os la presentaré cualquier día), que no me aguanté y lo tuve que contar aquí.
Y no quepo en mí de gozo por varias razones:
1. La ruta de esta mañana me hizo sentir de nuevo mi gran interés por la naturaleza y a pesar de dejar patente de nuevo mi ignorancia al respecto, también dejó claro que me sigue encantando el monte (claro, ya sabéis el dicho...)
2. Porque vuelvo a constatar que Madrid y León están tan cerca...
3. Porque POR FIN MAÑANA saldré a correr de nuevo. Bueno, cuando leáis esto ya será domingo, así que tendré que decir POR FIN HOY.
4. Porque me ha tocado en suerte el lunes para volver a salir a "rutear" por aquí.
Por cierto...
Si ampliáis la fotografía de arriba veréis lo que creo que es una tarabilla sobre la encina.
Es precioso verlas oteando el paisaje, como queriendo controlarlo todo, incluso algún que otro corredor con el que me crucé por los caminos y que me recordó que ya me toca...
:-)

5 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Hay una sensación especial cuando corres por el campo o montaña: el paisaje, los sonidos, los animales y plantas...

Ya veo que te vas poniendo las pilas. Al ataque, leona!

Crazysoul dijo...

Eso eso, creo que el dicho era que ..."la cabra siepre para el monte"... jejeje, lo de cabra no te veo yo a ti de esa guisa aunque que te guste el monte creo que es algo estupendo, pero de la manera que supongo que te gusta a ti, con respeto y con educación, no el gusto que entiende otras personas que esos más que cabras son más bien cabro..es! me refiero a losque en vez de disfrutar de la naturaleza, disfrutan a costa de ella, en fin lo dejo ahí.
Enhorabuena por recuperar esa vena y disfruta lo que puedas de esos pasajes que en verdad merecen la pena.
Un abrazo amiga

Pablo dijo...

Tarabilla o no, impresiona ver cómo guarda, impasible, ese precario equilibrio ahí arriba.

SONIA dijo...

Pues me alegro que después de la vorágine de Madrid hayas podido disfrutar de la naturaleza y del running. Si es que... no hay mejor cosa que volver a casa, sobre todo si ésta es León!

Un abrazo!

Tecolinha dijo...

GREGORIO: así es. Lo de las pilas, poco a poco, sí, pero vamos, esta salida de la que os hablo no la hice corriendo, ya veo que las explicaiones no fueron claras. Sorry, tendré que ponerme las pilas tamibén en eso :-)

CRAZYSOUL: jajaja. El dicho es: "la cabra tira al monte". Jeje, ná, yo me porto bien, lo respeto, sea cabra o no. Al fin y al cabo, las cabras también lo hacen, jejeje. ¡Suerte con el pie!

PABLO: :-) Bella descripción, sería un hermoso "pie de foto" :-))

SONIA: ya te digooooo, como que este mes voy a volver todos los fines de semana, :-)) Besos