Seguidores

sábado, 13 de junio de 2009

Triatlón Mujer Madrid

Me faltan fotos, pero bueno, de momento dejo éstas.

Creo que fue la primera chica.

Fui como espectadora. Me había invitado Espirulina, y se me pasó por la cabeza apuntarme, pero la prueba del agua me echó para atrás. Por un lado, yo no he entrenado el agua lo suficiente para una carrera, aunque sea "adaptada" para mujeres, pues no es lo mismo nadar 300 metros en piscina que en un lago. Por otro lado, el lago de la Casa de Campo tampoco me pareció que fuese un lugar muy adecuado para estrenarse en un triatlón, porque supuse que las condiciones higiénicas no serían muy buenas. Cuando leí la experiencia de Hita en el lago, la verdad es que no me arrepentí nada de no haberme apuntado.
Pero por lo demás, hombre, me gustó verlo para tomar apuntes de cómo va el tema del triatlón, los cambios y esas cosillas. Me gustó también la aparente buena organización, las chicas salían de cien en cien, con gorros alternando el color amarillo y el blanco, según los números de dorsales, para facilitar las formaciones de los grupos.
Se sale pisando una alfombra azul, descalzas, y al agua. Se sale del agua y se corre por la alfombra azul pasando por unas duchas y corriendo a las bicis, perfectamente ordenadas y alineadas según los números de dorsales. Junto a la bici te encuentras tu cesta de recambio, con lo que has decidido dejar para el cambio, que lo puedes hacer tranquilamente. Te coges la bici y el casco y corriendo por la alfombra azul hasta la salida y la prueba en bici: dos vueltas a un circuito y vuelta a dejar la bici para la carrera.
Antes de ver la prueba completa siempre me preguntaba por qué en los triatlones no dejarán el agua para el final, porque después de correr lo que más me apetece es pegarme un bañito, y cuando lo he hecho al revés los músculos no han ido bien después del baño. Sin embargo, después de verla imaginando hacerla lo he entendido más: la prueba del agua, al ser la más difícil (al menos eso creo yo), se hace la primera y se quita de enmedio lo "peor", luego la bici, otro esfuerzo, para terminar "sólo" corriendo, como para soltar músculos.
En resumen, me gustó verla y ya me he comprado un bañador para empezar a entrenar este verano en el mar...
(peligro, peligro....)
:-))



6 comentarios:

Pedrín dijo...

Que cerca está tu debut como triatleta ninha, no creo que llegues al 2010 sin haberlo sido, además con el estreno de la condición de maratoniana ya cumples para ese año,jejeje, ánimo con los entrenos, volveremos a disfrutar con tus éxitos, que todos sabemos no son precisamente los trofeos, aunque alguno que otro ya tienes,jejeje, a por el triatlon.

Grimo runner dijo...

Buenoooooo, el curso de todo atleta que sepa nadar decentemente (no es mi caso) es acabar haciendo un triatlón, tu ya has ido a ver uno, mala cosa, estoy con Pedrín me parece que el 2010 va a ser un año muy importante para ti deportivamente hablando. Un besin.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Hombre, yo le veo más sentido a poner el agua al final no a que sea lo más difícil (que no tiene por qué serlo) sino a que sea lo más "inestable", es decir, que si tú en la bici revientas subiendo una cuesta, te bajas y la empujas, o si corriendo decides que no puedes más, te paras y caminas, ¿pero nadando? Yo te digo que si en mi debut hubiese sido la natación lo último, igual hubiesen tenido que mandar una lancha a rescatarme, jejejeje.

Y bueno, ¿por qué no te animas con el sprint de Tres Cantos el 4 de julio? venga, vamos, lánzate al agua!! (nunca mejor dicho, jejeje).

Saludetes :)

Sylvie dijo...

Buenoooooooooooo...ya te veo metida de lleno en este mundillo, en menos que canta un gallo!!!...

pues anda que no es fácil caer en la tentación viendo un triatlón!!...puf...adrenalínico a tope!!!

besitos y a por ello!!!

Anónimo dijo...

Hola mi niña... eras mi niña y tanto te queria. Y desde tanto, casi desde siempre... y asi continua siendo, por qué no, a pesar de tu distancia infinita. De repente los de siempre poco te aportan. Y lo acepto. Seguramente porque acepto mis limitaciones. Y me culpo. Pero tambien te culpo. Porque para saber de ti tengo que leer un triste blog. Y que conste que es una manera de hablar. Porque no es triste. Pero si para mi. Mas que nada por la perdida. Es una perdida grande. No por ser una maratoniana del copon. Si no porque para mi eras grande. Por otras razones, claro, lo siento.
Un beso, amiga.

Tecolinha dijo...

PEDRÍN: uf, poco a poco, entrenador, poco a poco :-))

GRIMO: ¿nadar decentemente?. Eso no es usar bañador deportivo de esos, gafas y gorro en lugar de bikini playero, goma para el pelo y poco más, ¿verdad? (en ese caso, este verano me veo haciendo cursillos)ays.

HITA: ya, sin duda, mejor el agua al final, sí, ya vi que no se trataba de un bañito relajante, jeje. Sobre lo de Tres Cantos... va a ser que no puedo. Eso sí, espero estar nadando en el mediterráneo ;-)

SYLVIE: la tentación me tienta cada día, y sé que caeré, como en todas las tentaciones irresistibles, qué se le va a hacer... un beso :-)

ANÓNIMO: no sé quién eres, pero te siento cerca, a pesar de esa "distancia infinita" de la que hablas. Si me querías y me quieres, casi seguro que yo a ti también te quisiera y te quiero, y tal vez te piense, te sienta y te quiera más de lo que crees. En algo no estoy de acuerdo: en "los de siempre poco te aportan". Mis "los de siempre" no sólo me han aportado y me aportan media vida y la mitad de lo que soy, sino la seguridad de su "insustituibilidad".
De todos modos, si has elegido este medio para comunicarte conmigo, bienvenido/a eres.
Y un beso para ti también, amigo/a