Seguidores

viernes, 20 de junio de 2008

El orden de factores

En clase de Matemáticas recuerdo la frase "el orden de factores no altera el producto". Confieso que se me daban muy mal, y desde muy pequeña he sabido que no tengo un cerebro matemático.

Lo cierto es que me he encontrado, fuera de las matemáticas, tantas veces con situaciones en las que me han recordado la frase y yo, nada, "erre que erre" constatando lo contrario. Debe de ser ese "no" que contiene la frase y que me mata, o tal vez la palabra "factores", que no es lo mismo que "elementos", "palabras", "ingredientes" y un largo etcétera. (Ya os digo que no se me daban bien).

Así, por ejemplo, si ayer hubiera metido la botella de agua en la mochila en primer lugar en vez de en último, como fue perdiendo todo el trayecto hasta el inicio del entrenamiento, sólo me habría empapado la ropa que llevaba puesta (ná, con el calor que hacía...)(bueno, los calcetines de repuesto no secaron ni al final de la hora y pico de entrenamiento), pero al menos se habrían librado el monedero, los billetes de 5 euros que tuve que poner "a secar", la agenda y el programa de las fiestas de León. ¡Menos mal que no llevaba el móvil ni el podómetro!

Otro ejemplo: cuándo comer la fruta, antes o después de las comidas. Lo que me pide el cuerpo es comerla antes, y así lo hago desde hace mucho tiempo (excepto en casas ajenas y restaurantes que me da cosa decirlo) y por algún sitio leí que el estómago trabaja mejor así (¿?).


En la ensalada: sal, vinagre y aceite. Un día me dijeron que si echaba primero el aceite formaba una película que ya el vinagre no llegaba igual a la lechuga. Así que, nada, nada, a respetar el orden este. En la cocina hay millones de ejemplos del "orden de los factores", jeje.


Las carpas de la Feria de S. Juan y S. Pedro: ¿que no altera el producto su orden? Es la primera vez que voy a vivir la experiencia "desde dentro", en la de la Asociación mexicana en León, pero ya os contaré en qué medida he percibido influencia entre estar colocados al prinicpio o al final, o entre dos carpas cuyos integrantes se llevan mal... espero que no "altere" ningún producto esto, sí...


Podría seguir, obviamente, con los ejemplos, pero tengo que ir a preparar ropa para esa carpa, actividades y otros recadillos, así que termino con la frase que ha motivado este post, y que he comentado en DANDO UNA VUELTA, para que veáis cuán diferente son la lengua y las matemáticas, dado que en la primera disciplina el orden de los elementos altera el producto:

"Recuerda que a lo largo del día de mañana te mostraremos los vídeos de TODAS LAS CORREDORAS pasando por meta TOTALMENTE GRATIS"


En lugar de:


"Recuerda que a lo largo de la mañana te mostraremos TOTALMENTE GRATIS los vídeos de TODAS LAS CORREDORAS"

:-)

QUE TENGÁIS UN BUEN DÍA


O


QUE UN BIEN DÍA TENGÁIS


(¿?)






9 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Si es que la propiedad conmutativa es sólo para las mates, no para la vida real.

Procesos que no admiten la conmutativa:

nacer - morir

casarse - divorciarse

correr - sudar

pensar - bloggear

bloggear - recibir comentarios

etc.

Neander dijo...

efectivamente, los maestros engañaban muchísimo -ahora lo hago yo, jejejeje-, y el de mates, el que más

Tecolinha dijo...

No sé qué pasa con los comentarios, que alguna vez pone "el autor ha suprimido esta entrada" y yo no he sido consciente de haber suprimido nada... Imagino que se refiere al autor del comentario ¿? que primero lo ha escrito y luego lo ha suprimido.

Gregorio, me suena que el tuyo estaba repe, ¿lo suprimiste tú?

Un saludo

Tecolinha dijo...

Hombre, Neander, jeje, muy buenas.
¿con que profe de mates? jeje
Vaya, gracias por confirmar una sospecha sobre los "engaños" de los profes de mates, jeje

(mis respetos para ellos, pero es que tantas cosas "fundamentales" me torturaron en vano...)

(por cierto, convivo con uno que de vez en cuando tb es profe de mates, con lo cual os explicaréis mi estado mental a veces ;-))

Saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Yo soy el culpable. Lo dupliqué porque no marqué el seguimiento de comentarios por correo.

Tecolinha dijo...

jeje, ok. Es que no sé bien cómo va esto, y pensé que igual habia metido la gamba, pero okok, gracias por la aclaración, no hay problema.

Saludos

Evgeni dijo...

Hola, lo de la fruta me pasa igual, siempre me la como antes, después nunca, y si no puedo hacerlo de esa manera, pos no como fruta.
Bueno, que te lo pases bien en las fiestas.
un saludo

Tecolinha dijo...

Hola, Eugeni. Pues lo de la fruta debemos ser pocos porque suena raro a la gente, jeje.
Gracias, me lo estoy pasando bastante bien, jeje, lo malo es que apenas tengo tiempo para el blog, a ver si un rato de estos lo acutalizo, que corri una chula el domingo y tengo ganas de contarlo, jeje.

Un saludo para ti también,, felices entrenos, que ya te veo disfrutando mucho ahora, me alegro, fue un acierto la decisión del atletismo frente al triatlón eh?