Seguidores

lunes, 9 de abril de 2012

Ya pasamos el maratón: ¡primeros metros corriendo!

Pues sí, hoy es mi día 48, así que ya somos "ultramaratonianos". Por ahora se llevan bien estos kilómetros desconocidos, más allá del 42.




Os cuento lo bueno desde el 30.




Desde el km. 30 al 35 hubo unos días de "baja" en los que lo único a destacar es la lucha por la recuperación debido a la correspondiente bajada de defensas.





Se pasó y del 35 al 39 remontamos a base de paseos mañana y tarde, para coger forma y llegar al km. 39 flotando, nada más y nada menos porque ¡corrí 500 metros!



La sensación fue de volar. Al principio no me lo podía creer, era como si me hubiesen soltado la correa de la cárcel y me hubieran dejado salir. No recuerdo lo que sentí la primera vez que troté en mi vida, pero tuvo que ser algo parecido.



Por las ganas habría seguido, pero la prudencia me hizo parar y recuperar fuerzas. Poco a poco el cuerpo fue volviendo a la normalidad, aunque las sensaciones no tenían nada que ver a cuando corría "antes". En realidad, las sensaciones en muchos momentos de este maratón son tan nuevas que a veces me cuesta describirlas. Lo más recomendable, "disfrutar del paisaje", como algún buen amigo me ha sugerido...





Y, al día siguiente, en el km. 40, el 1 de abril, jornada inolvidable animando en la Media Maratón de Madrid, junto a Julieta y Ana, primero en Cuatro Caminos y luego en la cuesta de Alfonso XII. Risas aparte (que hubo muchas), disfruté mucho animando, poniéndome en su piel, sobre todo a partir del globo de 1h55´. La verdad es que les vi bien, incluso mejor subiendo la cuesta al final. Y observé diferentes actitudes corriendo: el que corre sólo para él, el que va a atento a lo que sucede alrededor, el que se comunica y participa de los ánimos del público, el que va tan mal que no puede preocuparse más que de acabar, el que te agradece los ánimos, el que se retira resignado, el que disfruta, el que sufre...



Una perspectiva diferente, y la promesa o deseo de estar ahí otra vez el año que viene... pero del otro lado, del que debiera haber estado...



Por la tarde, más risas en compañía de amigos camino de Sevilla, en busca de una Semana Santa pasada por agua.


Cierro el maratón, kms. 41 y 42 en el hospital, iniciando el tercer ciclo, para terminarlo en casa hasta el viernes 6 de abril. Lo más destacado de esta semana es el nacimiento del hijo de un amigo (km. 43), con lo que pude asistir a las primeras horas de vida de un ser humano, algo increíble y mágico que cargó pilas para toda la semana.



Es la primera vez que paso la Semana Santa en Madrid, así que el jueves y viernes me paseo a ver cómo son los pasos aquí. De las procesiones no puedo opinar porque con las anulaciones debido a la lluvia no vi ninguna.



Como nota diferente, también conocí una pequeña celebración de la Pascua Hebrea (el viernes) que me resultó interesante desde el punto de vista cultural.



Así pasé el maratón, con el tercer ciclo de quimio, el nacimiento de un niño y la pascua hebrea y cristianas.



Estos próximos kilómetros se avecinan "de bajón", habrá que estar preparados, pero mientras viene y no, seguiremos despistando al "dino" y sorteando sus coletazos...



A la vista, ahí en el calendario, dos fechas pendientes, el 14 y 15 de abril, pendiente de un posible día bueno (¿sincrónica?) y el 22 de abril, lleno de esperanza porque toca (cruzo los dedos)


¡otro día bueno!.


18 comentarios:

Tania dijo...

Teresa!! mucho ánimo y mucha fuerza! y ten la confianza que el próximo año estarás allí siendo protagonista!
Un fuerte abrazo!
bss
Tania

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Teresa, el dino no puede contigo, el 22 te esperamos en Correos y el año que viene en la calzada para tomar la salida.

Bss

Ana dijo...

Saldrá bueno, ya verás :)

JUAN dijo...

Teresa, soy JUAN, de El Triclinium
Me alegro mucho de esa evolucion
¿Me podrias enviar un correo a li direccion de email, jaestebanb@hotmail.com?
Quiero comentarte una cosa
Gracias, un abrazo

Pingüina Veloz (Yolanda) dijo...

Muy bien Teresa, luchando como una jabata como lo estás haciendo seguro que el año que viene estas en la media y en muchas más.
Ataca bien esos kilómetros de "bajón" que se avecinan que si ya los ves venir es una ventaja para estar bien preparada.
Un abrazo

Trapatroles dijo...

Ánimo que ya queda menos para la gran cita del 22 de abril.
Un fuerte abrazo

Abelardo Cuerda Leira dijo...

¡¡¡ULTRAMARATONIANAAAA!!!
Teco me encanta leerte, en los comentarios de mi blog, pero me gustas mucho más cuando te leo en entradas como ésta ;-)
Si la sincrónica es el 14, nos veremos con toda seguridad, mil besossssssss!!!!!

Pablo dijo...

Uf, uf, la cuesta del final, vaya cuesta...! Lástima no haberos visto: en Cuatroca era imposible, yo iba en medio del mogollón; y en Alfonso XII, aparte de que iba por el otro lado (por lo que veo en tus fotos), yo era de los que estaban deseando entrar en el Retiro y acabar. A ver si os veo en la ruta el 22 :-)

A de la Mata. dijo...

Tere, ya sabes lo que pienso. Esta carrera va sobre ruedas. Estas tan animada, que es un auténtico placer escucharte. Fuerza a tope y un besazo. A de la Mata.

Pingüino Diesel dijo...

Ya estas a otro nivel, ultramaratoniana!!! y con todo el control sobre la distancia, ya sabes que el bajón es solo una fase mas y tb pasa por que a "dino" ni agua, que estas citada para el 22....

Pepemillas dijo...

Teco, Teco, Teco...

Alex dijo...

Hola Teresa, solo quería mandarte un fuerte abrazo y darte muchos ánimos en tu difícil carrera, por lo que veo lo estás haciendo muy bien. ánimo utramaratoniana

Tecolinha dijo...

TANIA: en esas esperanzas se pone la fuerza, ¡gracias!

HALFON: tengo que pensarlo, me apetece mucho ir a correos, pero ¡es tan temprano!

ANA: miro todos los días el calendario.

JUAN: te he enviado un correo desde adcorre2@hotmail.com

PINGÜINA: en ello estamos, ¡gracias por los ánimos!

TRAPATROLES: jeje, ¡gracias!

ABE: el jueves pido permiso a mi doc., si me lo da, allí estaré, hablaremos de la fecha... ¡un beso!

PABLO: nada de "a ver si", quedamos y punto, que si no pasas como un águila y no te vemos. ¡un abrazo!

ÁNGEL: ¡gracias, champion! a vosotros me tiene que ser fácil veros, con el globo... jejeje, ¡besos!

PINGÜINO: :-)) ¡gracias! sí, tengo que guardar energías para ese día como sea. Luego, cuando os vea, ¡recargo pilas fijo!

PEPEMILLAS: te he pasado el móvil por mail, llama cuando quieras. Por cierto, a ti tb tengo que verte sí o sí el 22 eh...

ALEX: muchísimas gracias, recibo esos abrazos con todo el cariño y agradecimiento del mundo.

¡bellos, ya estoy en mi día 50, yuhuuuuuuuuuuuuuu!

Saturnino dijo...

Vamos Teco, estas corriendo como una verdadera campeona y al final cruzaras la meta con una sonrisa.
Ánimo que pronto estarás otra vez de nuestro lado.
Un beso.

Ochobre 34 dijo...

Teresa, leyendo lo que escribes en el blog y viendo la entereza y el ánimo con el que te enfrentas a tu "maratón" particular, me recargas la pilas y me haces relativizar si cabe más los pequeños problemas a los que todos nos enfrentamos a diario.

Eres una grandisima CAMPEONA, y más que maratoniana eres "ULTRAMARATONIANA", así que en breve seguro que acabas con éxito esta importante carrera.

Nos vemos corriendo

Klass dijo...

Gracias a Juan de Triclinium te he conocido y he llegado hasta aquí. Con tu permiso, me quedo y te leo.
Un abrazo.

Antonio Morales dijo...

Más quisiéramos muchos encarar de esa forma carreras mucho más fáciles que la que estás corriendo. A seguir p´alante y que conste mi reconocimiento.

Tecolinha dijo...

SATURNINO: no sabes cuántas veces pienso en esa meta...

OCHOBRE 34: muchas gracias por esos ánimos. Tienes razón en lo de relativizar, jeje, estoy aprendiendo a hacerlo a diario yo tb. Saludos.

KLASS: Bienvenido y adelante, toma asiento :-)

ANTONIO MORALES: no sabes de lo que eres capaz hasta que te toca. Bueno, esto mejor que no toque, pero cuando es así ni te planteas otra opción. ¡Muchas gracias!